martes, 25 de enero de 2011

LOS MISTERIOS DE LA BAHÍA DE SAMBOROMBÓN (ARGENTINA)

Según informa el periodista argentino Sebastian Arangren en el periódico "Diario Popular" ; testimonios de pobladores y visitantes ocasionales afirman la existencia de inexplicables fenómenos que se registran en la Bahía de Samborombón, en la provincia de Buenos Aires (Argentina) , donde misteriosas manifestaciones iluminan el Río de la Plata y dan lugar a una aparente ciudad flotante, las evoluciones de una suerte de “pez linterna” y el equivalente a un ferry a toda luz navegando una zona del estuario imposible para el derrotero de cualquier barco convencional. Los episodios relatados forman parte de la amplia casuística del lugar, en el cual distintas expresiones del fenómeno OVNI han sido apuntadas por los investigadores desde los años 50´s hasta ahora, en un registro nutrido por hechos que se repiten multiplicando el número de testigos que detallan esos casos. Una de las expresiones más comunes en este sentido es la de la “ciudad flotante” que habitantes de la bahía o circunstanciales pescadores aseguran haber distinguido sobre las aguas estuario, con una reverberación luminosa que “hasta hace ver”, señalan los testigos, una cúpula brillante que emerge de un núcleo de luz montado sobre el agua. Luis Burgos, titular de la Fundación Argentina de Ovnilogía (FAO) y coordinador de la recientemente creada Red Argentina de Investigaciones Ovni (RADIO), conoce al dedillo esa historia a la cual le ha dedicado con el grupo de ufólogos que lidera no menos de 40 investigaciones sobre terreno. En diálogo con Luis Burgos, precisó que la última vigilia en la bahía realizada por un equipo de FAO , también integrado por Celia Soer, Miguel Peralta, Fernando Mengui, Gustavo y Patricio Montenegro y Eduardo Galeano, permitió sumar un nuevo episodio asociado a presencias luminosas en Samborombón: en diciembre 2010 cuatro personas vieron a unos 500 metros de la costa un transbordador con todas las luces encendidas. “Lo enigmático del caso es que es imposible que cualquier barco convencional pueda maniobrar en esa zona del estuario porque, se sabe -apuntó el investigador- la profundidad allí es escasa y existen innumerables bancos de piedras que tornan impracticable la navegación”. Según los cuatro testigos, “lo que vieron era un barco o un Buquebus totalmente iluminado” no muy lejos de la costa. Respecto a la “ciudad luminosa” del río. “Es como si vieran una cúpula iluminada sobre el agua que a la distancia - da la sensación de una urbanización en medio del agua y no muy lejos de la costa”. Existe otro caso más vinculado a las luces que se imponen sobre las barrosas aguas del Río de la Plata, tiempo atrás dos pescadores denunciaron haber visto una especie de “pez linterna” que nadaba a mucha velocidad y hasta saltaba los trasmallos, sin que hubiera posibilidad humana de atraparlo. Pero si de luces misteriosas se trata, Samborombón ofrece aún otros casos como las “persecuciones” que suelen sufrir automovilistas que se aventuran por el camino ribereño entre Punta Piedra y el faro de San Borombón, que al final del recorrido se convierte en la Ruta 11 Interbalnearia. “Las persecuciones consisten en luces que siguen a los autos pero que también ha dado lugar a lo que algunos conductores y pescadores definen como entidades que cobran dos formas: plenamente luminosas o, por el contrario, sombras oscuras de las que no se puede constatar su origen”. Luis Burgos recordó que en una vigilia de la FAO realizada en 1996, “Fuimos testigos de una esfera luminosa que salió del río y avanzó hasta el punto en que la detectamos. Allí se posó contra un árbol de unos tres metros de altura y tras permanecer unos instantes, volvió por el mismo recorrido hasta perderse en el mismo punto del que había salido del estuario”. Los registros de la FAO tienen apuntado un hecho acaecido dos años después en la misma zona, cuando una pareja de novios que había ido a pescar y se preparaba para pasar la noche, se estremeció cuando en pleno crepúsculo una luz naranja se elevó desde el río. Asustados, huyeron y en el primer destacamento policial que encontraron hicieron la denuncia respectiva. Para los uniformados que trataron de calmarlos, lo que la pareja les relató era algo común y, también es cierto, inexplicable. El responsable de la FAO considera que hay que seguir investigando porque existen registros palpables de una intensa actividad OVNI en el lugar, como ,sin ir más lejos, lo que surgió en la última vigilia de la fundación realizada en Samborombón el mes pasado: en esa oportunidad también hallaron una huella de aterrizaje ovni. La marca apareció en un claro entre el monte y la playa, y tal como explicó Luis Burgos, “es del tipo reverdecida de unos ocho metros de diámetro, con forma de herradura, data de unos 5 ó 6 meses y que suma, sin duda, a otros tantos episodios significativos” destinados quizás sin proponérselo a mantener vigente el misterio de la bahía.

2 comentarios:

jose luis lazac bonet dijo...

una unICA PREGUNTA para que un objeto con millones de años de avanzada tecnologia necesitas luces para navegar?

MIGUEL LUQUE dijo...

Verdaderamente interesante no solamente por las manifestaciones luminicas sino tambien por las historias referentes a la existencia de la isla de San Brandan a traves de los tiempos.

Publicar un comentario